Conocer centro
Próximos eventos

Patrimonio Histórico-Artístico

Patrimonio histórico arqueológico

Vilches es una localidad situada en las estribaciones de la Sierra Morena jienense, en el centro-norte de la provincia. En su t√©rmino municipal existen numerosos yacimientos arqueol√≥gicos datados desde la etapa neol√≠tica. De la Edad del Cobre es el yacimiento de Santag√≥n. En la Edad del Bronce, la intensa actividad metal√ļrgica posibilit√≥ la aparici√≥n de poblados fortificados, como el del Cerro del Salto.

 

El per√≠odo ib√©rico tambi√©n dej√≥ importantes restos en Vilches. Dentro de la zona de influencia de C√°stulo estaba la ciudad ibero-cartaginesa de Giribaile, un oppidum, cuyas fortificaciones y amplitud revelan su gran importancia dentro de la comarca, ya que dominaba buena parte de la comarca minera circundante, as√≠ como los caminos y pasos naturales. Giribaile alcanz√≥ gran importancia en el desarrollo de la Segunda Guerra P√ļnica, en los √ļltimos a√Īos del siglo III a.C., siendo conquistada, finalmente, por el ej√©rcito romano.

 

Pero Giribaile es más que un yacimiento arqueológico, es todo un parque arqueológico en el que existen, además del oppidum ibérico, un conjunto de cuevas eremíticas y un castillo medieval.

 

El pasado romano de Vilches se conoce a través de las fuentes literarias y de los datos aportados por los hallazgos epigráficos y arqueológicos. En una lápida epigráfica, aparecida en el cerro del Castillo, se conmemora hacia el 76 d.C. la concesión a Baesucci (Vilches) del título de municipio por el emperador Vespasiano. A esta época pertenece, también, la villa de Santagón situada en la vega del río Guadalén.

 

Despu√©s del a√Īo 711, Vilches fue r√°pidamente ocupada por los musulmanes, atra√≠dos por la cercan√≠a de las minas de C√°stulo y el paso de las antiguas v√≠as romanas. El largo per√≠odo de tiempo de inclusi√≥n en Al Andalus dio a la villa el car√°cter de una t√≠pica ciudad musulmana, a√ļn hoy observable en el trazado del casco urbano antiguo. En la √©poca de los reinos taifas, Vilches perteneci√≥ a la taifa del rey Al-Mutamid de Sevilla y, posteriormente, con la invasi√≥n almor√°vide y almohade se refuerza su car√°cter defensivo, quedando incluida en el reino andalus√≠ de Hamlakat Yayyan.

 

El d√≠a 16 de julio de 1212 los cristianos vencen en la cercana batalla de las Navas de Tolosa, lo que les abre las puertas del Valle del Guadalquivir. En la cr√≥nica de don Rodrigo Ximenez de la Rada se describe el protagonismo de Vilches en aquel acontecimiento: "Despu√©s de la gran victoria de las Navas de Tolosa mand√≥ el rey don Alfonso a don Rodrigo Garcez de Asa... que fuese sobre el castillo de Vilches, lugar fort√≠simo por la alteza del risco donde est√° edificado, a cuatro leguas de la ciudad de Baeza... y apretaron tanto el cerco con la bater√≠a, que los moros se rindieron pensando salvar sus vidas. Lo cual les sucedi√≥ al contrario, porque luego fueron todos degollados, y lo mismo hicieron en los castillos de Ferral, Ba√Īos y Tolosa...". Durante el siglo XIII se conceden fueros y se lleva a cabo el proceso de repoblaci√≥n, pasando entonces Vilches a depender de la ciudad de Baeza.

 

En 1627 Felipe IV concedi√≥ a Vilches el t√≠tulo de Villa, independiz√°ndose as√≠ de Baeza. En el siglo siguiente, la repoblaci√≥n de Sierra Morena llevada a cabo por Carlos III redujo el t√©rmino municipal de la Villa para crear los nuevos n√ļcleos de Arquillos, Carboneros, La Carolina y Santa Elena.

 

En la actualidad, lo primero que observamos en la distancia de una primera contemplación es el urbanismo de un antiguo pueblo que se desparrama sobre las laderas de tres cerros. En uno de ellos se alzan los restos del castillo árabe. En el interior de lo que fuera el patio de armas se levanta la ermita-santuario de la Virgen del Castillo.

 

En la plaza mayor se encuentra la Iglesia de San Miguel Arcángel, obra de cantería de finales del siglo XVI. Es digno de admiración su retablo barroco. En una de sus capillas laterales se conservan diversas reliquias relacionadas con la batalla de las Navas de Tolosa: una cruz de hierro, una bandera-estandarte, una alabarda y una casulla obispal.

 

Cuenta Vilches, además, con un enorme patrimonio troglodítico, puesto que todas las laderas de sus cerros están horadadas de cuevas, cuyos orígenes se remontan a tiempos lejanos, pero que han estado habitadas hasta décadas recientes del pasado siglo.


NUESTRA AGENDA
S√ćGUENOS EN LAS REDES
Instagram ies abula    Spotify ies abula
ENLACES DESTACADOS